Saltar al contenido
PARAMASAJES.COM

Camillas eléctricas

Las camillas eléctricas, por su versatilidad, son útiles en muchas de las actividades en las que se precisa una camilla. Por una parte, permiten situar la camilla a la altura más adecuada con facilidad gracias a la precisión de sus motores eléctricos. Por otra parte, gracias a las articulaciones que unen los distintos segmentos o cuerpos en que se divide la camilla y a los motores que mueven cada uno, puede configurarse la forma de la misma.

CAMILLA DE MASAJE ELÉCTRICA PHYSA DELIRIOUS – BLANCO
CAMILLA ELÉCTRICA LANDER CON 3 MOTORES SILVER FOX
CAMILLA ELÉCTRICA DE MASAJE PROFESIONAL MEDEO

¿Por qué comprar una camilla eléctrica?

Estos modelos permiten ajustar de manera precisa la posición más cómoda para aplicar el masaje. Para el paciente también resulta muy cómoda, ya que no tiene que bajarse o moverse para cambiar de posición el respaldo o la altura de la camilla, basta con apretar un botón y la camilla se ajusta a la posición deseada.

Son las más modernas y éso es un factor importante, ya que contar con esta clase de equipos puede diferenciarte de la competencia y enriquecer la experiencia de tus clientes. Existen modelos de 2 y 3 cuerpos. Todas ellas disponen de un motor eléctrico y son elevables mediante sistema eléctrico accionado por mando de pie o sistema periférico.

A diferencia de las que no incorporan mecanismos eléctricos, éstas son más robustas, estéticas y no transportables.

Algunas de las ventajas de contar con una camilla eléctrica:

  • Altura ajustable: Solo tenemos que accionar el botón o realizar el movimiento adecuado con los pies para que el sistema periférico eleve la camilla tantos centímetros como sea necesario.
  • Mejores posturas: Con el paciente acostado podremos elevar o bajar la parte superior o inferior de la camilla. Así la persona podrá acomodar su cuerpo fácilmente.
  • Polivalentes: Pueden ser utilizadas para diversas especialidades, por ejemplo, la estética y la fisioterapia.
  • Más estables y duraderas: Las camillas eléctricas son fabricadas con materiales resistentes y estructuralmente estables. Todas las piezas están unidas, ya sea por tornillos y roscas o con soldadura en acero que no permitirán que haya un desajuste.