Saltar al contenido
PARAMASAJES.COM

Aceites Eróticos

Ya sea para una noche especial como San Valentín o simplemente disfrutar de una velada romántica de pasión y deseo, los aceites de masaje son la mejor opción. A todos nos encantan los masajes, y un masaje sensual es la manera perfecta de estimular las partes erógenas del cerebro. Seduce y excita con tus masajes eróticos.

SHIATSU JASMINE ACEITE DE MASAJE – 250 ML
EIS, ACEITE DE MASAJE FRESA PRÉMIUM, DULCE AROMA Y MASAJES ERÓTICOS, 250ML
LOOVARA OHH OIL – ACEITE PARA MASAJES ERÓTICOS (100 ML) | CON ACEITES NATURALES DE JOJOBA Y ALMENDRA SELECCIONADOS DE PRIMERA CALIDAD| PRELIMINARES Y MASAJE AFRODISÍACO EN PAREJA

¿Por qué comprar aceites para masajes eróticos?

En las condiciones adecuadas, en una habitación poco iluminada, con música suave y utilizando los aceites más afrodisíacos como la rosa, el pachulí, la madera de sándalo o néroli, el masaje resultará una experiencia sensual y placentera, relajando el cuerpo y despertando los sentidos.

Estos aceites están especialmente preparados para hacer masajes eróticos. Los hay con aromas, afrodisíacos, comestibles e, incluso, en versión de vela que una vez encendida aromatiza la habitación, generando ese ambiente íntimo y cálido, para luego una vez se derrita se aplique sobre la piel como lubricante para el masaje. Las lociones o cremas hidratantes no son ideales porque se absorben muy rápido y la sensación no es tan placentera.

La intuición es muy importante en este tipo de masajes, al ir descubriendo las áreas que producen un mayor impacto en los sentidos de tu compañero. Brindar un masaje a tu pareja es una opción excelente para romper con la rutina sexual y ampliar el repertorio erótico con el fin de experimentar nuevas sensaciones. Entre los principales consejos para su correcta aplicación te recomendamos tener las manos tibias y sin anillos o accesorios.

Se trata de un complemento esencial para alcanzar el máximo placer y experimentar nuevas sensaciones. Son la mejor opción para iniciar una velada con magia y romanticismo.